Artículos               Libros                 Métodos                 Prensa
Inicio      Currículo         Formación         Responsabilidades          Reconocimientos          Actualidad            Testimonios          Galería           Contacto
© Copyright Orlando Terré Camacho 2010. Todos los Derechos Reservados | Desarrolado por REDEM
Terré Camacho, una vida dedicada a ayudar a los discapacitados
Orlando Terré Camacho es el presidente de la Asociación Mundial de Educación Especial y de la Organización Mundial de Educación Estimulación y Desarrollo Infantil. Fuente externa

22 Febrero 2009, 8:58 PM
PERIODICO HOY

http://www.hoy.com.do/vivir/2009/2/22/267595/Terre-Camacho-una-vida-dedicada-a-ayudar-a-los-discapacitados

Terré Camacho, una vida dedicada a ayudar a los discapacitados
Educación. Defiende el derecho de aprender que tienen los discapacitados
Un ejemplo de ello es el presidente de la Asociación Mundial de Educación Especial y de la Organización Mundial de Educación Estimulación y Desarrollo Infantil,  un especialista que ha dedicado la vida a conocer las mil y una formas para que las personas con  alguna discapacidad logren acercarse al maravilloso mundo de la educación.
Por eso Orlando Terré Camacho vendrá en  mayo próximo para participar en la Segunda Bienal Mundial de Educación, Estimulación y Desarrollo Infantil que tendrá lugar  los días 8, 9 y 10 de este mes en el país.
“Brindar la oportunidad para que se acerquen  a eso tan maravilloso que todos queremos en esta época moderna, y que reconocemos como calidad de vida, ha sido mi intención siempre”, puntualiza.
La actividad es organizada por la Organización Mundial de Educación, Estimulación y Desarrollo Infantil (OMEDI), y, a propósito de su visita ¡Vivir! quiso conocer  su parecer sobre la educación en la región.

P. ¿Cuál es la realidad de la educación en nuestro continente?
R. La educación se ha aproximado al centro de la atención pública. En realidad, regresan los signos que denotan crisis en el sector educativo: violencia en las aulas, ausencia de la familia en la escuela, mala formación de los docentes, demandas de “democratización” de la vida escolar, diseños curriculares tradicionales y un llamado a incluir y permitir el acceso de niños con necesidades educativas especiales a la escuela general.

P ¿Existe para usted un ideal de educación, un modelo?
R. Mira, es difícil suspender la educación legítima de la que hemos aprendido, pero en el momento actual es una necesidad construir un modelo basado en las realidades de nuestra región. Considero  que debemos aspirar a una escuela inclusiva que acoja las diferencias y permita que los educandos se mezclen en  prácticas plurales, como por ejemplo etnias, religiones, capacidades intelectuales, géneros… en fin,  una educación que supere obstáculos culturales y respete la diversidad.

P. Habla usted de una realidad en la región. ¿Puede hacer un balance con cifras?
R. Es importante definir que existen muchas investigaciones que aportan resultados sorprendentes, pero más que resultados cualitativos y cuantitativos, debemos medir impacto de lo obtenido. Por ejemplo, existen 50 millones de personas con algún tipo de discapacidad, un equivalente del 10% de la población de América Latina y el Caribe. Del este total,  entre el 20 y 30% de los niños con necesidades especiales reciben servicios escolares, el resto aún es un grupo emergente en la región. Entre el 75 y el 80% de las personas con discapacidad están  desempleadas, no están integradas a la fuerza laboral.
La situación es en verdad   alarmante, pero creemos en lo que juntos, a nivel de responsabilidad social, podemos hacer.

P. Nos puede dar un anticipo de lo que considera usted que diferencia a República Dominicana de otros modelos?
R. Es difícil hablar en términos comparativos cuando hay que hablar de una nación a la que se quiere y respeta, como es mi caso, pero creo que hay esperanza en los educadores y los políticos y políticas que sostienen el modelo dominicano. República Dominicana es un país con una rica historia caribeña, tiene una rica cultura y hay un respeto por lo que se hace. Mi acercamiento a la educación dominicana no es reciente, por lo que puedo hablar de un crecimiento, no sin ello detenerme a ver lo que les queda por hacer.
El proyecto Progresando, dirigido por el Despacho de la Primera Dama, es un mensaje de lo que significa, a mi juicio, dejar atrás la cultura de la pobreza y construir un nuevo fundamento basado en la cultura del progreso desde nuestras realidades. Trabajar con la educación social y ofrecer a las comunidades un modelo de autodesarrollo es una comprensión necesaria y emergente por lo que demuestra lo que en República Dominicana se viene haciendo.

P. Sabemos  de la celebración de un evento mundial en nuestro país, puede darnos  algún avance?
R. Efectivamente, República Dominicana fue seleccionada sede de la Segunda Bienal Mundial de Educación, Estimulación y Desarrollo Infantil, que celebraremos los días 8, 9 y 10 de mayo del 2009 en la que más de 25 naciones nos daremos cita para debatir problemáticas que tienen que ver con la Educación y el Desarrollo Infantil Temprano, temas que ocupan  la agenda de políticas educativas. Es admirable la receptividad y el  alto nivel de compromiso social  en nombre de  ARS Universal, la Universidad Iberoamericana UNIBE, la Editorial SM y el periódico Hoy, además de más de casi 30 instituciones escolares privadas.