Artículos               Libros                 Métodos                 Prensa
Inicio      Currículo         Formación         Responsabilidades          Reconocimientos          Actualidad            Testimonios          Galería           Contacto
Comentario publicado en la Sección de Opinión del Diario La Prensa Libre del día 21 de mayo de 2007.

Escribe:
Delia E. Villalobos Álvarez

© Copyright Orlando Terré Camacho 2010. Todos los Derechos Reservados | Desarrolado por REDEM
Cargado de amor y de conocimientos
De figura espigada y elegante, amplia, blanca y bulliciosa carcajada.
Cabellera abundante adornada con negros rizos que destacan una piel fresca y clara. Facilidad para expresar conocimientos, ideas y teorías, escritor de pluma suave, accesible y agradable, pero esencialmente persona.
Sí, un hombre que transmite calor, luz, afectividad, esperanza y motivación por
donde pasa como si se tratara de un fuerte rayo de sol, que traspasa las fronteras de los corazones y de la razón.
Así es este hombre, un especialista que ha dedicado la vida a conocer las mil y una formas para que las personas que tienen necesidades especiales logren acercarse a eso tan maravilloso que todos queremos en esta época moderna, y que reconocemos como calidad de vida.
Un hombre que con su luz muy propia no solo brilla sino que también enseña, comparte, sufre y se llena de felicidad hasta explotar cuando de personas tan especiales se trata.
Fue una experiencia increíble conocerlo en un país que no era el suyo ni el mío, en un evento en el que compartimos con especialistas, padres, jóvenes, niños y hasta una primera dama. Me permitió aprender y entender miles de cosas, me mostró apenas conociéndolo que no se necesita casi nada para tener amigos de esos que siempre estarán muy cerca y no se pueden olvidar, me permitió creer en que la vida siempre puede ser una fiesta.
Hoy Costa Rica tiene el privilegio de tenerlo en la Bienal Mundial de Educación, Estimulación y Desarrollo Infantil y, de nuevo, nos deleitamos, nos llenamos al tener contacto con este maravilloso hombre que preside la Organización Mundial de Educación Especial y que de nuevo viene a regalarnos. Esta organización le rindió un homenaje en el que resaltó su aporte a esas personas especiales, ciudadanos (as) del mundo que, gracias a personas como Orlando, ocupan el lugar que merecen. Se hizo énfasis en su calidad humana, en su sensibilidad, en sus valores, en su afectividad, en su capacidad de dar.
Por varios días, el doctor Terré no solo nos regalará con su sabiduría miles de conocimientos actualizados, pero lo mejor sin duda será tropezar con sus abrazos cargados de cariño, con sus carcajadas repletas de felicidad, con sus saludos afectuosos, con sus palabras de aliento, con sus gestos de aprobación, con su motivación, con su convicción de que siempre hay esperanza, con un especialista que como pocos sabe que las personas necesitamos creer, compartir, reír y amar lo hacemos.
Por eso, doctor Ferré, gracias por darme de nuevo la oportunidad de aprender de la vida, de personas como usted que no dejan que la felicidad pase de lado o que los días mejores lleguen alguna vez, que solo conocen la sencillez y las ganas de vivir compartiendo tanto de lo que Dios le ofrece. Por eso y mucho más, miles de bendiciones y que podamos tener más oportunidades para encontrarnos de nuevo y compartir más.

*Catedrática Escuela Ciencias
del Deporte, UNA
MINISTRA DE SALUD DE COSTA RICA.